Desmontando fake news

Autora: Arantxa Serantes

Están en todas partes, pero sobre todo, proliferan por la red. Bajo los bulos o fake news se esconde la desinformación y tras ella, el miedo y la inseguridad ciudadana. En ocasiones, los medios no contrastan la información o se dan por válidas las antiguas leyendas urbanas que ahoran se abren paso por otros medios. Proliferan de tal modo, que ya no se sabe ni de dónde partió la fuente ni quién dice la verdad, hasta que algún experto/a los desmiente. Lo que sí se sabe es que es una vía inmediata para la manipulación pública.

Priorizar resultados políticos o las ventas de un producto mediante el miedo o la confusión, se aleja de la ética de la información y social, poniendo en juego el discurso deontológico y las buenas prácticas que se pregonan desde las empresas y desde la enseñanza. La falsedad derivada de esta pobreza informativa, neutraliza los lugares comúnes, generando artificialidad en el discurso por la ambivalencia ética y moral de la que se impregnan ante la falta de regulación.

Sólo desde la lectura crítica, la argumentación y la disposición intelectual podremos contrarrestar sus efectos, por eso, desde la asignatura de Ética, se ha hecho un experimento sobre cómo podrían desmontarse desde la investigación y el análisis de las fuentes. Exige esfuerzo y rigor encontrar el origen de las fake news, pero los alumnos/as de 3º de Publicidad y RRPP y Traducción nos muestran algunos de los casos más recientes que han proliferado en Internet, sembrando la confusión.

En estos ejemplos que he escogido, están las mejores versiones, de lo que podríamos llamar una noticia éticamente responsable, que informe a la vez que ayude a la ciudadanía a entender lo que está realmente sucediendo a su alrededor sobre temas que nos preocupan o que generan cierto impacto a nivel internacional. La mayoría, son relacionadas con el Covid-19 (es decir, la salud pública) y con eso nadie debería jugar, pero tampoco con la suplantación de identidad o la competencia desleal como veréis en estos ejemplos, que no son ni más ni menos que filosofía práctica. Ponerla en acción o no, tiene consecuencias serias. Animaros a leer estas noticias reelaboradas con conocimiento de causa y veréis que la información ha cambiado en el fondo y en la forma. Todo buen profesional debería saberlo, si pone en valor el conocimiento de la Ética. Este es el resultado del experimento.


También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 16/12/2020

    […] el discurso por la ambivalencia ética y moral de la que se impregnan ante la falta de regulación (Ethic Lab, […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search